Ya no podía seguir, no había condiciones en Cultura, me voy con un sabor amargo: Òscar Blancarte

  • El ex director del Instituto de Cultura y Arte de Mazatlán expuso que entró con una visión innovadora, pero le impusieron personal para sacar adelante el Carnaval (personal técnico), pero nada más, pues el personal carecía de capacitación y actitud para el cargo por lo que sufrió guerra sucia. Adelantó que le informó puntualmente al químico Benítez, el alcalde, sobre lo que pasaba, pero jamás hizo caso y lo peor, respaldó al personal conflictivo que al director.

 Por Janeth Bañuelos

Mazatlán, Sinaloa. –  El proyecto innovador que catapultaría a Mazatlán al verdadero nivel internacional, quedó truncado por “proteger” a ciertos personajes de la política marismeña. Esto una vez a pesar que se ofreció el cambio verdadero enmarcado en la famosa #4T, la cual parece tan alejada de llegar a Mazatlán debido a las estrategias mal planteadas.

 Òscar Blancarte, quién hasta apenas el sábado 23 de marzo, se desempeñaba como el director del Instituto de Cultura y Arte de Mazatlán, firmó su renuncia según el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres por motivos personales, pero no fue asì; hoy narra los verdaderos motivos que lo orillaron hacerlo. Tal y como se describió en una columna publicada por este medio.

El cineasta, jefe máximo del instituto de Cultura nadó contra corriente durante varios meses puesto que no contaba con un equipo conformado por el mismo, con el cual se entendiera con un solo lenguaje, simplemente no lo dejaron, primer error. Segundo, el personal de confianza que entró en la administración morenista carecía de nociones en el tema cultural, algunos coordinadores de área tenían solo la preparatoria, lo que te hacen pensar ¿qué hacen elaborando un Carnaval Internacional?, la respuesta es fácil, eran amigos y familiares de la pareja presidencial. Y esto les generó poder y seguridad al interior del instituto. Tanto que con todo descargo le lanzaban amenazas a Blancarte, como “si yo quiero te corren”, y sí así fue.

¿Quiénes pierden con la salida de Blancarte? no el químico, no la comunidad artística de Mazatlán, pierde todo el pueblo, ¿por qué? porque se perdía la oportunidad de llevar espectáculos de primer nivel a precios accesibles o en ocasiones gratuitos; la visión de un artista no se forja en una administración municipal sino en todos los años de carrera.

En entrevista para Janeth Bañuelos Noticias, Blancarte Pimentel expone que hace más de un mes le perdió total confianza a José Ángel Tostado, titular de las finanzas de Cultura, ya que fue señalado por medios de comunicación por sacar ciertos beneficios a cambio de negociaciones y tramitologías municipales esto encaminados en la  autorización de conciertos en Mazatlán, pero además tenía demasiadas quejas de proveedores y artistas sobre malos tratos, actitudes déspotas, gritos e insultos, lo cual no dejaba “bien parado” a la máxima casa cultural. Después siguió la famosa peque, quién se sentía con poder por tener vínculo con la esposa del alcalde Gaby Peña y el mismo alcalde.

El artista mazatleco asegura que ya no podía más con la situación y renunció pues prefería salir con la frente en alto y cuidar su imagen y poder desempeñar otros proyectos a futuros. Sobre la auditoria que elaborar la síndica procuradora, Elsa Bojòrquez, expone que se siente tranquilo pues a él no sería a quien le tendría que caer el peso de la Ley, pues se dice limpio, sino a otros funcionarios de Cultura, a menos que sea encubrirlos.

Con una voz entrecortada y los ojos llorosos, Òscar Blancarte narró que ama a su tierra, Mazatlán, y que si otro presidente en el futuro le pide regresar y le da la confianza para hacer un buen papel con todo lo que se requiere, él vuelve, y cita un texto con dedicatoria ”pasa más rápido 3 años de una administración que el sonido de un relámpago, ” Se dice apartidista, un artista nato, con el único interés de imprimir su sello de calidad en sus proyectos.

 

¿HACIA DÒNDE IRÀ BLANCARTE? 

Tras dejar Cultura Mazatlán, Blancarte Pimentel se va a radicar a la ciudad de México y a retomar sus proyectos como el rodaje de una película, la cual estaba pensada para Mazatlán y ahora será llevada a Puerto Vallarta, además filmará una serie, entre otras cosas. Se dice contento, en paz, satisfecho por el trabajo realizado y, aunque no lo dijo como tal, pero su rostro lo afirmaba, decepcionado de quien era su jefe el químico Benítez Torres por no brindarle su respaldo como se lo prometió al contratarlo, pues le dio más peso a un personal improvisado en la cultura y de orígenes panistas, situación que resulta bochornosa al ser un gobierno guinda o morenista.

“Me voy satisfecho por lo que hice no le Carnaval, pero me voy con un amargo sabor de boca pues no es lo que esperaba, no me dejaron trabajar”, citò.

 

¿QUÈ  LE FALTÒ AL CARNAVAL?

Otra de las observaciones que hace el cineasta mazatleco, que el Carnaval Internacional de Mazatlán, no es internacional, puesto que no se traen consigo artistas de talla mundial, esta vez no se convocó a la prensa internacional, el desfile de carros alegóricos no puede ser el único atractivo sino se debe vincularlo con tres actividades simultaneas y familiares y no solo la fiesta, pues pudiera ser un museo de Carnaval, el cual por cierto ya se había planteado, actividades en los hoteles, etc. Aseguró que un turista internacional no viene a Mazatlán solo a ver el desfile, pues un desfile lo puede ver en Brasil. Mazatlán tiene que vender la Ciudad y no solo el carnaval, aseguró.

 

Por último, no se atrevió a dar nombres sobre quien podría remplazarlo. No se atrevió a predecir el futuro del instituto de Cultura y Arte. Solo quiere que le vaya bien a Mazatlán y, por último, deja claro que no le guarda rencor a Benítez Torres ante la  toma de decisiones, hasta comenta, es mi amigo. Simplemente podemos decir que Òscar Blancarte es un caballero.

 

 

redaccionjbnoticias@gmail.com

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*