Les truena muestra gastronómica en San Lázaro

 

  • Tanto gasto para nada. Todo el show mediático que se pensaba hacer al llevar una megacomitiva mazatleca para dar a conocer las bondades del mar sinaloense, aprovechando el 80 aniversario de La Banda El Recodo, quedó reducida a nada ya que la gran mayoría de los diputados no asistió ya que su responsabilidad era legislar y la muestra quedó desairada. Solo asistieron los empleados del recinto.

 

Por Janeth Bañuelos/ Columna de opinión

 Mazatlán, Sinaloa. – La muestra gastronómica o mariscada fifí que se realizó en el palacio legislativo de San Lázaro fue prácticamente bloqueada, ya que sus fines no era precisamente turísticos, ni culturales, mucho menos productivos, si no un acto proselitista disfrazado para apoyar al químico Luis Guillermo Benítez Torres hacia la gubernatura. Hecho que de ante mano se sabía por parte de la presidencia del Congreso de la Unión encabezada por Porfirio Muñoz Ledo  y la Junta de Coordinación Política por Mario Delgado, quienes frenaron a toda costa una violación de esta naturaleza debido que se trastocaría la máxima casa legislativa y se dañaría seriamente la imagen del recinto y de paso al jefe mayor, AMLO y el discurso de la austeridad republicana.

Según información recaba por este medio por parte del mismo personal del Ayuntamiento de Mazatlán y personal de Conapesca (morenistas cercanos a Benítez Torres y al diputado Maximiliano Ruiz), la muestra fifí, así como se había planteado desde el inicio, con música de banda, mariscos, cerveza, mujeres bonitas, reinas del Carnaval, empresarios apoyando, etc. etc., no era otra cosa que mostrar el “músculo político” de Benítez Torres a nivel nacional y con ello generar una buena imagen, una imagen fuerte, que lo catapultara a otras esferas pues a nivel estatal no figura, ésto a pesar de los escándalos mediáticos que genere, como el cortarle el agua a la UAS, a el estadio, cancelar conciertos musicales, entre otras cosas.

 

Permitir un acto proselitista en tiempo no electorales, pero peor aún en la fábrica de leyes en la cual se ponen las reglas del juego, sería prácticamente una burla y una vergüenza para nuestro estado. Afortunadamente la cordura y sensatez reinó en los notables de la cámara.

La inauguración fue formal y protocolaria, se le dio el reconocimiento a la Banda el Recodo por los 80 años de historia y ya. Los invitados de Mazatlán, fueron los únicos que se tomaron la foto porque los únicos que asistieron a comer fueron los trabajadores; nada que empresarios de élite como Carlos Slim, Emilio Azcárraga, Salinas Pliego, entre otros, mucho menos gobernadores, senadores y diputados de peso, es mas ni Tatiana Clouthier asistió y eso que es de Sinaloa y se dice amiga del químico Benìtez. La mariscada fifí terminó en tianguis. Pero bueno… la proyección a gran escala tenía que hacerse e incluso los medios nacionales publicaron cabezas como “El Recodo se queda con las ganas de echarse un palomazo”. Entonces no se ¿cuál es el beneficio en proyección turística que se buscaba hacer? Había tanta comida que tuvieron que comérselas ellos mismos (la comitiva mazatleca) que así acabaron con el diputado Maximiliano en la foto, llenos y cansados.

 

MALA ESTRATEGIA

Tanto gasto en movilizar a la comitiva mazatleca integrada por el Instituto de Cultura, la Sedectur, el mismo alcalde y el equipo de utilería a la ciudad de México donde según el gasto fue de 100 mil pesos, pero pudiera ser tres veces más según los expertos, pues no cumplió su objetivo. La nota no fue tan buena a nivel nacional. Mejor hubieran optado por hacer el mismo evento en casa, es decir en el Pueblo de El Recodo, el cual merece ser pueblo mágico por su historia y bellezas naturales. Una mariscada ahí y cabrería, la banda tocando, artistas de talla nacional e internacional invitadas, cadenas de televisión extrajeras las cuales hubieran venido gratis a cubrir, entre otras estrategias de mercadotecnia hubieran sido suficiente. Esto contrasta con la nueva directora del Instituto de Cultura y Arte de Mazatlán, Marsol Quiñonez, la cual se cuelga las medallas diciendo que es una gran mercadóloga, pues ahí le fallo, hubiera alzado su voz. Ese tema lo tocaremos después. Primero que nada, debe quedar claro su trabajo.

 

 

EL DIPUTADO QUE YA HIZO GRANDE EL CURUL, PERO POR ESTAR SENTADO 

El diputado federal por Mazatlán, Maximiliano Ruiz Arias, está haciendo un mal papel por Mazatlán; está mas preocupado en como servirle al alcalde químico Benítez Torres, que por legislar para su distrito. Hay quejas severas de cooperativas pesqueras del sur de Sinaloa y del Norte del país del abandono en que los tienen. Aseguran que el diputado Ruiz Arias no los pela, no les contesta las llamadas, no hace gestión en las colonias, no se ve, es prácticamente un fantasma, es más ni siquiera  informa que hace, sin embargo, tendríamos que recordarle al diputado que el pueblo lo eligió y debe a ellos rendirles cuentas y no a un alcalde. ¿Será que está comprometido hasta las chanclas por un puesto mayor? Según diputados del norte del estado, amigos de Maximiliano Ruiz, éste les confesó que quiere ser alcalde de Mazatlán y sería apoyado por Benítez Torres, sin embargo, es lógico de criticarle ¡cómo se atreve hacer esa aseveración cuando tiene poco en el cargo! y, pero aún no ha dado resultados, solo ha asomado la cabeza en la tribuna para quejarse, pero no para actuar. Tiene además varias faltas.  ¿cuáles son sus prioridades? Lo bueno que son los abanderados de la cuarta transformación.

En una ocasión, con esta reportera compartió la siguiente frase: «Yo no estoy para andar gestionando nada, esta oficina no es para darle dinero a la gente, los problemas de la ciudad los tiene que resolver el Ayuntamiento y en esta oficina se pueden hacer seguimiento de proyectos», lo cual causó mi asombro pues,…. me pregunté…¿entonces qué hace con el dinero? Es bien sabido que cada diputado destina una partida aunque sea mínima para la gestión social.

 

 

GROSERÍA PARA EL EQUIPO DE COMUNICACIÓN SOCIAL DEL AYUNTAMIENTO

Tras la salida de la buen amiga y ex directora de Comunicación Social de Ayuntamiento de Mazatlán, la maestra universitaria jubilada Martha Mendívil, prácticamente ese departamento quedó abandonado e ignorado. Es visible como el alcalde les da todo el apoyo al departamento de prensa y dirección del Instituto de Cultura y Arte de Mazatlán, cuando no saben ni mandar boletines y no están disponibles de tiempo completo. El anterior director de Cultura Óscar Blancarte comentó que él tenía que corregir los boletines de prensa ya que estaban plagados de mala ortografía, lo cual es aberrante para un instituto como ese que se tiene que distinguir por la cultura y la preparación profesional. En la coordinación de prensa de Cultura debe haber gente preparada  y con amplio conocimiento en el mundo de la cultura y no solo la imagen. La única que vale la pena ahí es la legendaria Elisa.

La nueva directora o director de prensa del Ayuntamiento de Mazatlán debe tomarse y serio su papel, sujetar las riendas de las paramunicipales porque toda la información se coordina, punto flaco de la anterior jefa de prensa quien se escudaba al decir “no tengo injerencia” simplemente para no complicarse la vida con más conflictos, pues los que le generaba el alcalde y su élite de funcionarios era más que suficiente.

El Carnaval de Mazatlán salió bien, salió de panzaso; se cumplió con lo técnico y la logística fue buena, sin embargo, en la proyección de imagen fue pobre. No estuvieron presente canales internacionales los cuales cubrían cada año, no hubo la suficiente coordinación con la Secretaria de Turismo y la Asociación de Hoteles, pero haaaaaa la prioridad cultural fue traer youtubesr para decir groserías y mal educar a la infancia y juventud. Se le está dando más fuerza a los conciertos de bandas que a las artes complementarias.

La farándula no es cultura. Las prioridades no deben centrarse en hacer bailes masivos de banda, pues los recursos deben enfocarse a eventos realmente culturales como la Feria del Libro, concursos de poesía y canto, escuelas de músicas comunitarias, entre otras cosas, pero eso no vende y al parecer lo que importa en esta administración es lo que deja, el dinero.

Por cierto este medio ha enviado diversas solicitudes de acceso a la información tanto al Ayuntamiento de Mazatlán, Jumapam como al Instituto de Cultura y Arte de Mazatlán y han sido omisas pues el tiempo para contestar venció hace varios días y no queda en otro entendido que el que calla otorga.

PAN Y CIRCO, es el mismo sistema, pero con otros colores a nivel municipal. Que no alcen la voz los ignorantes.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*