Quirino vs Químico … ¿Qué pasará cuando llegue AMLO a Sinaloa? / columna de opinión

Por poco y se arma la trifulca entre las porras quirinistas y alquimistas en el evento de revestimiento del canal en la colonia Urías, sin embargo, el mandatario estatal supo finamente como cerrarlo sin la necesidad que se perdiera el tema principal.

 

Por Janeth Bañuelos / Columna de opinión.

Mazatlán, Sinaloa. – Si está parado o trabajando, le recomendamos tomar asiento y beber un cafecito o comerse unas palomitas acompañadas de refresco para que disfrute con calma y gusto esta columna, pues está prácticamente “deliciosa”.

 

QUIRINLOVERS PLASMAN SU FIRMA EN EVENTO DE URIAS

Eran las 17:10 horas cuando hicieron su arribo a la colonia Urias el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres “el químico”, pero todos esperábamos que entraran juntos, sin embargo, cada uno agarró su rumbo. El gobernador entró por el lateral izquierdo, camino más corto al escenario y el alcalde por el frente, ambos saludando a la gente, desde ahí estamos mal. Marcada la división.

La necesidad, el hambre, las carencias en infraestructura educativa, caminos, parques, drenaje, agua potable, energía eléctrica e inseguridad eran evidentes, debido que la gente con justa razón e inteligencia aprovechando la presencia de los mandamases se manifestaron con pancartas y con argumentos para exigir lo que todo gobernante tiene la obligación de dar.

Cuando hizo su arribo el gobernador Quirino Ordaz fue el primero que ovacionaron, prácticamente el 80 por ciento de la porra era para él, gritos, apapachos, cartas de peticiones, rostros con carecías y esperanza se veían en el lugar (priistas sí, algunos, pero la mayoría no), después el químico, de igual manera hizo su entrada triunfal y sus seguidoras le aplaudieron y sobre todo las funcionarias de Bienestar Social, las fieles guerreras del municipio.

Al grito de ¡Quirino, Quirino! ¡químico, químico! transcurrió todo la mayoría del tiempo y simplemente el evento no avanzaba, al grado que ni la conductora podía hablar, hasta que los ánimos de las señoras inconformes no se hicieron esperar más y se dijeron de todo.

Una de ellas muy molesta se subió al escenario y pidió el micrófono con un valor y un coraje para defender a su familia; peleaba el sustento de sus hijas y su futuro. Después de algunos intentos por bajarla, finalmente Ordaz Coppel le dio el uso de la voz y pidió respeto para ella. La señora se dijo vendedora ambulante y se le fue con todo al químico Benítez Torres y al voraz departamento de Oficialía Mayor, el cual en las últimas semanas se han visto en redes sociales videos en donde los inspectores de oficialía “levantan” a los vendedores ambulantes y les quitan sus productos.

La señora inconformes les decía “No se vale, oficialía mayor tiene una cacería, yo soy vendara ambulante y vivo de eso y no se vale que nos trate así, yo tengo 54 años y ya no me dan trabajo en las empresas y por eso vendo en la calle para el sustento de mi familia”, eso entre otras cosas, a lo que el químico Benítez le contestó y prácticamente se le puso al “tu por tu”, en lugar de solo escucharla, calmarla y sobre todo apoyarla. A los gobernantes se les olvida que los que mandan son el pueblo, que la silla en presidencial la tienen gracias a que el pueblo los eligió y deben responderle, no son sus empleados para tratar de callarlos o de intimidarlos.

 

De repente empleadas de Bienestar Social a cargo de Tonatiuh Guerra gritaban “cállense acarreada”, lo que me sorprendió, pues la verdad a los funcionarios del Ayuntamiento se les olvida que ya no están en campaña, ya no son oposición, son gobierno y la educación y la cordura deben hacerse presentes.

A lo que otra señora asistente al evento le contesta ¡Acarreada tú, tú que eres funcionaria publica! y en ese momento se dirige al alcalde y le dice ¡Calmen a esta señora que me está ofendiendo! Cálmenla, yo soy la ciudadanía.

En ese momento los vecinos inconformes, en su mayoría señoras se paran de sus asientos y se van hasta el frente a retar a la funcionaria, otras vecinas de lado derecho se unen a las alquimistas, las de la izquierda a las quirinistas, y así, en fin se vuelve un pleito de mercado al tal grado que tuvo que pararse el el mismo gobernador para frenar el pleito entre señoras pues estaba a punto de desgreñarse. La colonia Urias es conocida electoralmente y políticamente como una de las más aguerridas, las más activa donde se han librado grandes batallas, por ello se debió tratar el tema con tacto anticipadamente. Pero la falta de experiencia de los funcionarios municipales  y asesores que llegaron a sumarse a la 4T Porteña les falló, simplemente no conocen el tema porque no son de Mazatlán, otros no hicieron campaña con morena y otros son doble cara y tienen dos patrones, que tarde que temprano se sabrá.

 

QUIRINO SALE AL QUITE

El primer mandatario del Estado se levanta y toma el micrófono y les dice: “señoras y señores vámonos calmando, vámonos serenando, por favor, no perdamos de vista porque estamos aquí, esta es una obra importante que va costar 100 millones de pesos y va solucionar un problema de contaminación, de salud, de inundaciones, no nos perdamos de vista. Cuando uno está aquí arriba (gobierno) no tiene colores, traba por la gente” por lo cual se llevó las ovaciones.

Y cierra de una manera muy sutil, “que tal que si cuando termine la obra regresamos aquí el químico y yo y nos invitan un cevichito”, frase  con lo cual Quirino le sacó las carcajadas a los asistentes y capitalizó todo el evento y el químico se quedó sin habla y sin lucirse para finalizar.

De inmediato Quirino da la orden para dar el banderazo y se acaba el evento, así de rápido y así de sencillo, simplemente no había condiciones para continuar.

ANÁLISIS

Prácticamente le regresaron la cachetada con guante blanco al presidente municipal, quien en su momento provocaba “tundas políticas” a Quirino para tacharlos de priista ratero, corrupto etc., ¡y el famoso ¡fuera fuera! En donde en más de una ocasión entró al quite el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador el cual ya se convirtió en uno de los amigos entrañable del mandatario estatal.

El químico con tanto pleito entre los morenistas de cepa, terminó quedando de solo y comprando nuevos amigos, que según lo asesoran. Pero la verdad da pena ajena, rompiendo todo principio de legalidad al meterse en autonomías escolares como la preparatoria Vasconcelos, espionaje publico y discrecional. Esto lo que según ex funcionarios del Ayuntamiento, se mantienen micrófonos ocultos en lagunas oficinas y pasillos, y además desde presidencia se conectó un súper micrófono que tiene un rango de 100 metros. ¿Será? ¿Así de inseguros?

En fin… el tiempo lo dirá

 

Ahora, Quirino moviendo la mano izquierda y la derecha le regresó los abucheos y dejando evidente el mismo reclamo ciudadano.

Nos olvidamos del otro Mazatlán, el que no tiene playa, el que tiene el estero y el basaron por un lado, el que está lleno de mosquitos y enfermedades, también para ellos se gobierna.

 

¿A qué viene AMLO?

A parte de inaugurar el nuevo Hospital General de Mazatlán, se habla que viene darles un jalón de oreja al grupo de morenistas que se anda peleando, pero sobre todo para hablar con el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres y pedirle que deje de tomar tantas malas decisiones y se enfoque en trabajo y no en carreras políticas del 2021 o de lo contrario  se va, así nos lo han hecho saber desde la Ciudad de México delegados nacionales de Morena. En las últimas dos semanas han mandado asesores de Presidencia de la República para registrar el pulso del Gobierno Municipal, entre otros temas por lo que AMLO ya tienen la radiografía completa de lo que sucede en el puerto. Ven también a ver temas en Culiacán y en Ahome, por cierto, según nos comentan el alcalde de Ahome ya está aplacado y disciplinado debido que ese municipio les interesa a los morenistas.

¿Mazatlán estará negociado?

 

De aquí a fin de mes se verá turbio el clima político en estado y se generarán nuevas tarjetas para el primer mandatario nacional, mantas de rechazo el día del evento por parte de morenistas, reclamos por la inseguridad, la falta de agua en algunas colonias, el desorden en las construcciones, etc, etc. Todo para mostrar si se sabe gobernar ¿o no? Pero gobernar no es imponerse por la fuerza, si no saber entablar el dialogo con las partes en conflicto, llegar acuerdos que generen el desarrollo y el bien común. Súmele los pleitos entre los diputados locales con el alcalde y el supuesto desplazamiento de Jaime Montes. ¿Podrá hacer eso el “súper presidente mazatleco”?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*