La UAS, la autonomía y la política / columna de opinión Oliver Velasco / académico

Separare este escrito en tres secciones: perspectiva personal, definición de autonomía y pensamiento político.

En mi experiencia como docente, no viví la rectoría de Héctor Mereció Cuén Ojeda. por lo que no podría juzgar yo un cambio en la universidad. Sin embargo, compañeros a los que sí les tocó notaron un cambio en la universidad a raíz de su rectoría. y fue un cambio para bien, a lo que todos han confirmado en la infraestructura y la organización de la universidad. Cuando yo entré a la UAS, encuentro a una universidad con equipamiento adecuado como: salas de cómputo, cañones y computadora en cada aula. Cosas que en la universidad de Guadalajara, de la que vengo, no hay.

 

El rector después del término de sus funciones decidió formar una fuerza política, a la que muchos de los universitarios que se encontraban contentos con su trabajo decidieron apoyar. De ahí que una buena parte de los universitarios tengan un vínculo con el PAS, pero esto no quiere decir que todos los universitarios lo tengan, o que todos los universitarios estén obligados a participar o a vincularse con esta fuerza política. Yo mismo he apoyado al partido en iniciativas que me parecen loables, como por ejemplo: la reducción del presupuesto a los partidos políticos. Y no lo he hecho en iniciativas que me parecen inútiles, como la del cambio de horario de verano. Y no me considero militante del PAS y no consideró tampoco en ningún momento que haya sido cohesionado o coaccionado para serlo o apoyarlo. La UAS es un crisol de posiciones políticas; donde así como unos maestros, en el aula hacen proselitismo en favor a morena, otros hablamos bien del neoliberalismo, del salinato y el zedillismo.

La riqueza de la universidad radica en esa pluralidad. Esto sí lo he de decir: nunca me ha tocado ver en un salón a un profesor hacer proselitismo en favor del PAS y si me ha tocado verlo hacerlo en favor de morena. Y eso habla de lo cuidadoso que se ha sido desde aquel partido político local, para evitar las acusaciones que ahora se le imputan.

Foto cortesía.

Se dice que no se busca afectar la autonomía universitaria, pero parece que no se entiende que es autonomía. La universidad tiene la soberanía sobre su reglamento es decir: la forma en la que se organiza su personal, sus funciones y sus esquemas laborales y salariales. Como cualquier empresa. Esto no se puede organizar desde afuera; porque se desconocen las necesidades de personal, las capacidades necesarias para el ejercicio de dichas funciones, básicamente el sistema es autopoiético.

Lo que sí se debe exigir desde el congreso es la transparencia en la contabilidad de la universidad, cosa que ya se hace, porque el dinero es público y proviene de los impuestos que todos pagamos. ¿Por que se afectaría la autonomía? porque desde un organismo externo estarían influyendo en las formas en las que el sistema se autorregula y por ende tendrían la capacidad de introducir organismos extraños al sistema. He visto profesores quejarse de la falta de democracia dentro de este sistema, sin embargo el sistema funciona de manera tan correcta, que estos profesores siguen laborando cobrando sus quincenas y probablemente son los que menos trabajan.

Finalmente con esto llegamos a la parte política. lo que se busca trastocar con la manipulación de la ley orgánica de la universidad es la capacidad que ha tenido la misma Universidad de mantenerse más o menos fuera de los parámetros políticos. Y se busca reinsertar dentro de una lógica de luchas políticas.

La UAS como toda universidad publica tiene entre sus ideales la filosofía de izquierda sobre la educación laica, gratuita y generalizada. Y obviamente un partido de “izquierda” va a intentar generar un coto político a su favor dentro de esta población, que en la actualidad se encuentra no cautiva.
es curioso porque la “izquierda” está utilizando técnicas capitalistas para ganar un mercado nuevo.

Aquí no hay mucho que ver. Morena quiere poner sus garras en la universidad argumentando que el PAS tiene las suyas allí. Y si hay costos del PAS es por voluntad de los universitarios, porque también por voluntad hay cotos de Morena en la universidad.

 

_ Maestro universitario

_ Ex consejero INE

_ Politólogo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*