¡Papel de Morena frente al primer año de gobierno de la 4T! / columna de opinión Cirilo Celis

 

Columna: Tiempo Compartido

Culiacán, Sinaloa.- Este domingo se cumple un año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y, de la cuarta transformación que encabeza, por lo que ya ha enviado una amplia convocatoria al pueblo de México para encontrarse, fiel a su estilo, cara a cara con sus representados, en el Zócalo de la Ciudad de México, me atrevo a decir, en el sitio que ha sido testigo de los acontecimientos más importantes de su carrera social y política.

Ahí, ante cientos de mexicanos rendirá el primer informe de su administración, en el que adelanta sentar las bases de cambios profundos en el marco legal, el combate a la corrupción, la impartición y acceso a la justicia de grupos vulnerables como las comunidades indígenas, y, una distribución más justa de los recursos públicos, privilegiando con los programas sociales –pilares de este gobierno– a quienes más lo necesitan, citando al propio mandatario, una política fincada en el lema: “por el bien de todos, primero los pobres”, estos, que por años habían sido olvidados y hoy son la apuesta para lograr reducir la brecha de desigualdad e impulsar el desarrollo de los pueblos.

Y desde luego, será la oportunidad para dar muestra, una vez más, del amplio respaldo social con el que lleva las riendas de la presidencia de la República, pero, debe también, el presidente, reconocer los momentos más adversos a los que se ha enfrentado, entre ellos, el jueves negro de nuestro Culiacán. Quisiera compartir con ustedes en la próxima entrega los detalles de este encuentro.

Hoy, quiero hablar del papel de morena, el partido en el que milita el presidente y quien escribe estas líneas, frente al gobierno durante este primer año de trabajo.

EL CAMBIO VERDADERO

Morena fue creado bajo la visión de lograr un cambio verdadero por quien hoy gobierna al País, aglutinando movimientos sociales por las causas más justas y con la suma plural de miles de ciudadanos que deseaban una transformación por la vía pacífica y electoral, nace entonces como un movimiento político-social opositor a la política del agresivo modelo neoliberal que tanto daño le hizo a México. Logró consolidarse como partido político, indudablemente por el fuerte liderazgo de Andrés, por el proyecto alternativo de nación y por la convicción de sus simpatizantes y militantes que de manera determinante salieron a las calles para lograr convencer a más ciudadanos de participar en este proyecto democrático y transformador.

Morena pasó de ser un partido minoritario a ser la primera fuerza política a nivel nacional en menos de 5 años, con el arrebatador triunfo de las elecciones del 1 de julio de 2018, emprendiendo su fundador y ex dirigente el nuevo papel como gobernante, dejó encomendadas las tareas del partido a los actuales dirigentes, a los cuales, su mandato concluía en 2018, pero, después de una reforma estatuaria en agosto de ese mismo año, se prolongó por un ejercicio más para preparar el proceso electivo interno, que hasta ahora todo intento por lograr la renovación de los órganos de dirección, ha derivado en una crisis por las pugnas internas de quienes pretenden perpetuarse en el poder, y los que desean arribar al partido-movimiento.

Siendo crítico debo mencionar que gran parte del año en el desempeño del partido, en especial parte de su dirigencia, ha provocado una parálisis en este proceso, ha dividido, ha achicado, y actúa sin altura de miras frente a lo que representa el cambio de régimen propuesto por el presidente.

Hoy, más que nunca, morena, sus dirigentes, sus militantes y simpatizantes debemos abrazar el proyecto de gobierno emanado de nuestras filas, defenderlo y construir el diálogo en lo interno, que nos permita salir abantes y fortalecidos en este y los proceso venideros, poner el ejemplo, emerger de la discusión del poder por el poder para entrar al fortalecimiento de nuestra estructura, a su preparación y formación, y,  al urgente impulso del Instituto Nacional de Formación Política –INFP– para regresar a las calles, colonias y barrios a seguir impulsando la revolución de las conciencias. Ya les contaré cual es el camino que se decidió seguir. Nos vemos en otro #TiempoCompartido. 
Columnista Cirilo Celis / Culiacán.
Texto y fotos cortesía del autor.
Publicación también replicada en el portal A Discusión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*