Familias desplazadas viven entre la incertidumbre y la desesperación por no tener aún sus casas

  • Aseguran que el Gobierno del Estado les ha prometido la vivienda sin embargo se han tardado y la falta de información sobre el terreno y la falta de servicios los desespera y hasta enfurece pues sienten que les están mintiendo.

 

JANETH BAÑUELOS

Mazatlán, Sinaloa.- Angustiados, desesperados y tristes, pero sobretodo con incertidumbre, así viven las familias desplazadas por la violencia de la sierra en el sur del Estado, ahora avecinas en Mazatlán, debido que no se les ha cumplido todavía con la promesa del otorgamiento de vivienda.

Exponen que en ocasiones sienten coraje e indignación ya que sienten que les están viendo “la cara” y mintiendo debido que pasan los meses y no se soluciona el problema.

Claman ayuda al Gobierno del Estado y al Gobierno Municipal de Mazatlán para que ambas autoridades se pongan de acuerdo y entablen un dialogo político de altura, dejando atrás sus diferencias para poder ayudar a la gente, en este caso, las cientos de familias desplazadas.

María de los Ángeles Patrón, originaria de Concordia, quien pertenece a uno de los cientos de desplazados, informó que como madre sufre porque no puede darle una mejor vida a sus hijos, por que tiene que estar moviéndose constantemente debido a la falta de estabilidad de una casa y un trabajo, y tiene que estar incluso «arrimadas» con unos familiares o bien retando cuartos pues la economía en estos momentos no es la mejor. Asegura que los niños padecen también las inclemencias . Pide a las autoridades que piensen en ellos y les cumplan lo que prometieron.

“Desde Junio nos han dicho que ya tienen el terreno, pero no nos han enseñado nada, estamos desesperados, la desesperación que tenemos es mucha, es bastante, alguna de nosotras paga renta con batalla, pero hay personas que no, viven encimadas con otras personas, duermen en el suelo, los niños se empiezan a enfermar por el frío, y no es justo. Es un dolor el que sentimos el acordarse como vivías en tu casa, cuando uno vivía cómodo con una casa grande, sentimos impotencia y que salimos de ahí por un problema ajeno a nosotros. ¿Yo vengo de Cestiadero en Concordia, éramos 10 familias y teníamos nuestras tierras y de ahí comíamos y ahora como estoy? En u cuartito de 4 por 4 arrimada con mis 5 hijos. Mi papá perdió todo, su ganado y sus casas”, aclaró.

Miguel Ángel Gutiérrez Sánchez, uno de los líderes del Movimiento Amplio Sinaloense (MASS) informó que es importante que el Congreso del Estado reasigne al Presupuesto para darle continuidad al proyecto de vivienda de los desplazados ya que originalmente el PEF 2020 no los contempla.

Para 2019 el Congreso del Estado reasignó un presupuesto de 30 millones de pesos, de los cuales 15 millones eran para Mazatlán y solo se han ejercido 9.5 millones en la compra del terreno, y el resto no se ha ejercido por lo que se teme que caiga en subejercicio y se regrese a la federación.

“Queremos que se sensibilicen y llamamos a la buena voluntad de todos los diputados, no solo los de morena, sino todos los partidos, que piensen en los desplazados, que se pongan en sus zapatos, que se alejen un poquito a la soberbia porque ya vemos que se están despachando con la cuchara grande en los aguinaldos. Hasta el Gobernador se despacha con la cuchara grande en publicidad en medios igual el alcalde de Mazatlán y los desplazados nada”, citó.

Gutiérrez Sánchez expuso que el terreno no se conoce aún y esto les genera incertidumbre y añadió que mientras no se entregue el terreno el Ayuntamiento de Mazatlán no podrá introducir los servicios.

Los desplazados aseguran que si no se les cumplen las promesas podría realizar manifestaciones más radicales.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*