¿Qué es la artritis reumatoide? mitos y realidades por el Dr. D en Cs. David R. Bañuelos / columnista

SALUD, INVESTIGACIÓN Y  OPINIÓN DESDE EL ORIENTE DE MÉXICO

David D. Bañuelos Ramírez. Médico especialista. D en Cs.

 

Amables lectores les mando un saludo desde el oriente de México y espero que esta información que comparto les sea de utilidad y aprovechamos para desearles unas felices fiestas Decembrinas en compañía de sus seres queridos.

 

¿QUÉ ES Y QUÉ NO ES LA ARTRITIS REUMATOIDE?

Puebla, Puebla. La artritis reumatoide (AR de aquí en adelante) es la enfermedad que ejemplifica de la mejor manera las enfermedades reumáticas y en la que se piensa primero en la población general y en la población médica cuando se habla de dolores articulares, limitación, dificultad para bañarse, vestirse y dolor muscular que aparece cuando hay cambios de clima, dolores de causa no conocida, y cuando se piensa que se terminará con deformidades.

Pero esto no es exactamente la AR. La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, de naturaleza inflamatoria, tiene fuerte componente hereditario, predomina en el sexo femenino, en la edad productiva y reproductiva; se da casi por igual en cualquier parte del mundo. Existe tanto en China, Alaska, Rusia, como en México, Australia, países altamente desarrollados, como en los más pobres y atrasados. Su frecuencia es de 1.5 hasta casi el 2.7% de la población mundial. Entonces no es una enfermedad rara. En términos prácticos quiere decir que de cada 100 personas que habitan el país, la ciudad o sitio donde vivimos, o bien, de cada 100 personas que hay en el mundo, de 2 a 3 personas la podrán padecer.

 

¿Cómo empieza la AR?.  Inicia casi siempre de una manera no muy clara; sus síntomas o molestias se pueden confundir con síntomas de gripa, hay dolor muscular, cansancio, fatiga, dolor articular, rigidez, sensación de entumecimiento y dificultad para levantarse en la mañana, dificultad para hacer lo que se hacía antes de manera “normal”. Luego, se puede notar que hay aumento de volumen en algunas áreas articulares, hinchazón, más en las manos, en la región de las muñecas, los dedos, de ambos lados, hay dificultad para cerrar las manos, para exprimir, para abrir frascos, puertas, dolor hasta para saludar.

¿Después qué más pasa con la AR?.   Tener AR o algunas otras enfermedades reumáticas no es como tener gripa, sarampión o influenza o dengue. No es algo que se quite como una enfermedad viral. Es algo que durará más tiempo en la mayor parte de los casos. Hay pocas excepciones donde solo tiene un brote o unos pocos brotes y luego los deja libres y asintomáticos por largos periodos. Pero esto no es la regla. La artritis requiere tratamiento y un buen tratamiento con los medicamentos indicados podrá hacer que la enfermedad se apague (que entre en remisión, en términos médicos). Seamos claros: en la vida, todo tiene un precio; la salud también tiene un precio. El precio es tomar la medicación indicada, en las dosis correctas y contar con información profesional, no automedicarse ni creer en los remedios mágicos y la charlatanería.

¿Sirve la medicina no tradicional para la artritis?.  De alguna manera son adyuvantes. Sí ayudan, pero no pueden sustituir a la medicina  ni a los esquemas ya bien probados y aprobados por las sociedades médicas y los colegios de especialistas. Según algunas evidencias la artritis existía desde muy antiguo en América; incluso antes que en Europa. Entonces, seguro que se probaron para su atención infinidad de remedios, curas, pomadas, las abejas, o lo que se les ocurría. Se creyó que era producto o resultado de infecciones como la tuberculosis u otras bacterias. Nada. No fue así. Pero medidas como la fisioterapia, los medios físicos, los masajes, la parafina, el baño de temascal y la alimentación sana sí pueden ayudar a aliviar los síntomas y dar una sensación de bienestar. Ojo: son ayudas, no sustituyen los tratamientos médicos.

¿Cuáles son los mejores tratamientos para la artritis?. Los mejores tratamientos son los que combinan medicamentos que actúan en diferentes sitios. Por ejemplo, uno que sea para dolor e inflamación (analgésicos antiinflamatorios); otro que detenga el avance de la enfermedad de acción lenta, como el metotrexato o la leflunomida u otros y finalmente, uno que sea sintomátíco, que quite las molestias y que en combinación con los otros haga más llevadero el tratamiento. Esto puede ser suficiente, pero puede que no sea así. Entonces, habrá que escalar (subir) a otros fármacos. Se cuenta para ello con la terapia biológica.

 

¿Qué es la terapia biológica? Fácil: la terapia biológica es el uso racional, probado y aprobado, de productos biológicamente activos, que se producen de manera natural en el organismo, y que ahora se sintetizan en laboratorio y se pueden administrar de forma segura y que modifican de manera notable la evolución de la artritis. No solo para la AR hay terapia biológica. Daremos algunos ejemplos de otras aplicaciones e indicaciones. Por ejemplo, el BOTOX (alias toxina botulínica)  que se utiliza para fines estéticos, control de tics, parálisis facial, y otras indicaciones, es uno de los ejemplos de una sustancia que es  biológicamente activa y que usada racionalmente tiene aplicación médica. En enfermedades antes devastadoras como la esclerosis múltiple hay fármacos biológicos que la han modificado. Las células madre, los trasplantes son otros ejemplos de utilización adecuada de productos biológicos.

¿Quién debe tratar la artritis?  Un médico especialista. Dicho de otro modo y en lenguaje analógico: quién sabe más de plomería? Un albañil, un carpintero o un herrero? Naturalmente el plomero. El entrenamiento es importante para el reconocimiento temprano, pronto, de la enfermedad. El entrenamiento y certificación son igualmente valiosos. Pero la actualización y el conocimiento a profundidad de todo lo relativo a la enfermedad son fundamentales. Cada año salen al mercado medicamentos nuevos, y también se van dejando de usar algunos. Naturalmente quien puede estar más ala tanto de estas situaciones será un médico especialista y que cuente con la certificación y actualización que merece la población.

¿Cómo informarse adecuadamente de la Artritis Reumatoide? Hay información abundante de la artritis al igual que de muchas enfermedades y tratamientos. Mucha información es comercial. La medicina es un negocio para muchos. Hay intereses, y las enfermedades reumáticas no son la excepción. En las redes sociales cada quien habla como le va en la feria. Existe información y pseudoinformación en todas las redes y plataformas. Pero también hay información resumida, divertida y entendible de las enfermedades reumáticas. Sugerimos un video en Youtube, dura 12 minutos, se basa en hechos reales y resume lo fundamental. Hasta la próxima, vean el video en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=Pzv62i9rshI

 

 

Foto: Dr. especialista en D en Cs

 

Se puede buscar como: LA SUEGRA CHARLATANA CONTRA LOS PACIENTES DEL DR VERDES.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*