La salud como derecho, negocio y algo mas / columna de opinión del Dr. David D. Bañuelos

 

SALUD, INVESTIGACIÓN Y OPINIÓN DESDE EL ORIENTE DE MÉXICO

David D. Bañuelos Ramírez. Médico especialista. D en Cs.

 LA SALUD COMO DERECHO, NEGOCIO Y MÁS

En la redacción de ésta y otras opiniones habrá citas no textuales de fuentes de donde se obtuvieron los datos y cifras. Sirven como fundamento. Nada parte de la inspiración divina, pero a diferencia de otros géneros periodísticos, como los reportajes, crónicas, entrevistas, fotoperiodismo y otros, en las columnas de opinión se trata de analizar hechos, ver sus conexiones y significados posibles y opinar sobre ellos, desde una postura crítica. Para la salud y para lo que se vive en el país, esto es perfectamente válido y necesario.

UNO:  El derecho a la salud está consagrado en el artículo cuarto constitucional (1) (www.gob.mx/salud/), pero  (Y VALGA BIEN LA REDUNDANCIA NECESARIA) tiene varios peros, al igual que el artículo tercero constitucional que dice al hablar de la educación que ésta será laica, gratuita y obligatoria. La educación no es ni gratuita, ni obligatoria ni mucho menos laica. Desde la colonización, las organizaciones religiosas intervinieron en la educación, en todos los niveles, desde la preescolar hasta la superior. Los diferentes modelos de gobierno que ha tenido el país y los partidos políticos no han presentado alternativas propias , ni en educación, ni en salud. Las modificaciones y cambios relevantes han sido más posturas y proyectos presidenciales y de algunos grupos y corrientes intelectuales que verdaderas plataformas partidarias, llámese PRI, PAN, PRD o los que los antecedieron. Y para la salud algo semejante se puede comentar. México padeció la epidemia de gripe española

(2) Con gran mortalidad en la época  de la Revolución (septiembre-octubre 1918) y más antes, con la llegada de los colonizadores, tampoco les fue bien a los habitantes del país. Se morían como moscas ante la viruela y otros contactos con virus y bacterias a lo que no habían estado expuestos los nativos del continente americano. Además de las razones humanitarias esgrimidas por los religiosos que atendían hospitales y dispensarios, también estaba la cuestión de la preservación de la fuerza de trabajo y así es como surgieron los sistemas de salud y los primeros hospitales en la Ciudad de México y en los estados.

Después, siglos después, la seguridad social (ISSSTE, IMSS, y los sistemas regionales de los estados (p ej: ISSTESIN en Sinaloa, ISSTEP en Puebla, y así cada estado) se fundan para brindar atención médica, pensiones, y otros beneficios de la seguridad social a partir de los recursos que recababa el estado vía cuotas, impuestos  y otros ingresos. Hasta aquí bien. Sin embargo, nunca dejó de haber atención privada y en la perspectiva actual y futura tampoco desaparecerá la atención en medios particulares.

Foto: cortesía

DOS: La medicina y la salud son no solo un derecho, son también un negocio, tienen costos, beneficios, pérdidas, riesgos y otras aristas poco contempladas por la población general. Vamos por partes. Para la industria farmacéutica, desarrollar un producto original antes le llevaba años, décadas de investigación. Una vez sintetizado, industrializado y comercializado empezaban las ganancias. Las ganancias y competencia de la industria farmaceútica sí son una guerra comercial verdadera, no como la supuesta  “guerra comercial” entre los refrescos de cola, o la “irreconciliable rivalidad” entre equipos de futbol que los comentaristas y televisoras venden a ingenuos y que son parte de aquello que se consideró como opio del pueblo, o bien, pan y circo y que sirven como instrumentos de dominación ideológica, aletargamiento y adormecimiento de las conciencias. Los dramones televisivos y la mayoría de los reality shows juegan un papel semejante. Las redes sociales no… Pero de regreso a la salud y costos-beneficios pondré un ejemplo ilustrativo: la prohibición de fumar en lugares públicos y las campañas para  reducción de tabaquismo, alcohol y drogas. Adicional a los beneficios de la salud  en los gobiernos y políticas públicas, está la estimación de costos y recursos que se emplean para atención de sujetos con enfisema, cáncer de pulmón, aterosclerosis, afecciones cardiacas por el tabaquismo, sino también, el tiempo que  perdían laboralmente  los sujetos que fuman, y otras variables económicas de la atención hospitalaria, domiciliaria, oxigeno, etcétera, etcétera, demandas millonarias, fueron las razones de que se iniciara la regulación sobre el tabaquismo y su reducción, primero en otros países, luego en México. Los lugares públicos libres 100% de tabaco con ahora obligatorios.  Por cierto, con gran pesar de los sexenios anteriores. Se ganó una batalla, no la guerra. Desde hace décadas venimos arrastrando en México, problemas de obesidad, diabetes, fatiga, depresión, problemas de columna, osteoartritis y otros más, incluyendo infecciones, dengue, que están claramente relacionadas con la educación y estilos de vida

 

(3).TRES: AMLO remarca a partir de su primera conferencia de prensa de este 2020 que ya será efectivo el derecho a la salud y la cobertura universal de atención médica, no solo para padecimientos que requieren los primeros niveles de atención, sino todos. Nada fácil. Del dicho al hecho hay un buen trecho, o como aquella canción de los Beatles, hay un largo y sinuoso camino. Porqué? Vamos a los números y a la necia realidad. Este año habrá censo por INEGI. Usaremos para los cálculos y estimaciones las últimas cifras disponibles y verificables mediante cualquier consulta de internet. La población de México en 2019 hasta octubre se estimó en 126.74 ,millones de personas y el número de médicos en octubre fue de 365 980, que laboran 40 hrs a la semana y la relación médico población según estos datos sería de 2.4 médicos por 1000 habitantes (4). Lo idóneo según la OCDE y otras organizaciones es que sea de 3.4 médicos por 1000 habitantes. Así de simple podría suponerse que nos falta solo un médico más por cada mil habitantes, lo que no sería difícil de lograr tomando en cuenta estrategias como el ampliar la matrícula en las universidades públicas, o bien, las privadas y con los proyectos de formación de médicos de atención primaria que ya anunciaron en la ciudad de México (5). Sólo que la cosa no acaba ahí. Se necesitan herramientas para el oficio, insumos para la salud, cuadro básico y catálogos de medicamentos de alto costo (6). Se necesita la estructura hospitalaria, la conectividad para interconsultas y envíos, referencias y contrareferencias, y un programa más ágil de citas. La cuestión tampoco acaba ahí. La carrera de medicina se ha abaratado. Los planes y programas de estudio no tienen la solidez que tuvieron en el pasado. Las líneas de producción de medicamentos básicos y otros no tanto, -no tan básicos pues, sino de especialidad y coso alto- sirven como instrumento de chantaje de algunos integrantes de la industria farmacéutica al gobierno federal y la investigación médica no desempeña un papel relevante (7). Más de una tercera parte de la población prefiere usar servicios privados de salud, aunque ello implique gastos y afectación de los ingresos económicos, por fallas y deficiencias del sector salud. Otros motivos de acudir a la medicina privada, implican lo dental, estético o medicina altamente especializada.

 

Colofón: Por lo expuesto y fundado, no será fácil ni pronta la cobertura universal de salud, aunque en el artículo 4to de la Constitución ya esté consagrado; el artículo 3ero tampoco se ha cumplido en el territorio nacional. Ni otros. No obstante es posible manifestar tres conclusiones; una alentadora: 1).Por primera vez se pretende que de lo escrito a los hechos se pasen a concretar acciones; hay insumos, recursos humanos y económicos. Falta una buena implementación, gestión, administración y vigilancia. 2). Una neutra: el gobierno federal parece tener el sartén por el mango y el mango también…a nivel federal, todavía hay estira y afloja lo que se puede entender a través de las declaraciones de que se compararán medicamentos fuera del país; de que será de 13 mil pesos  mensuales  el salario para un médico de 8 hrs., que a muchos no convence…. Y una 3era conclusión no favorable es que por muy bien intencionado, orientado, firme y determinado que dice estar el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, la implementación final requiere cadenas de mando, mecanismos de implementación y personas y recursos físicos  y humanos ampliamente capacitados.

Faltan nombramientos del Instituto de Salud y Bienestar, faltan funcionarios, locales, acreditación, comunicación….. y falta mucho por verse afortunadamente para los que nos dedicamos a la práctica de la medicina…un saludo fraterno

Fuentes consultadas:

Fotos: cortesías.

1.https://www.gob.mx/salud/articulos/constitucion-politica-de-los-estados-unidos-mexicano-articulo-4

2.https://www.eluniversal.com.mx/cultura/100-anos-de-la-pandemia-que-mato-300-mil-mexicanos

3.https://www.inegi.org.mx/temas/saludsat/

4.http://fmdiabetes.org/estadisticas-en-mexico/

5.https://www.infobae.com/america/mexico/2019/07/14/la-alarmante-escasez-de-medicos-en-mexico-segun-lopez-obrador-se-necesitan-200-mil-mas/

6.http://hilodirecto.com.mx/la-farmaceutica-pisa-detrás-del-desabasto-de-anticancerigenos/

7.La batalla de las medicinas en: https://elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/la-batalla-de-las-medicinas

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*